¿Mente abierta o suerte?

La costumbre de hacer todo siempre igual es perjudicial para la salud económica, además impide probar nuevos modos de hacer dinero.

Las personas tienden a buscar estabilidad en sus vidas y generalmente se sienten cómodas cuando la alcanzan, ignorando que también en ella hay peligros ocultos. Permanecer demasiado tiempo en la zona de comodidad hace que la disposición al cambio se adormezca y que la mente se cierre. Cada tanto aparecen nuevas oportunidades, nuevos negocios y nuevas formas de hacer dinero que conforman fuentes de ingresos reales, sin embargo el apego a lo ya conocido, a lo seguro y la constante desconfianza frente a los caminos desconocidos, hacen que sólo muy pocos estén dispuestos a correr riesgos.

Esos pocos suelen ser personas de mente abierta. Quienes tienen el hábito de innovar, de tomar nuevas rutas para llegar a los sitios acostumbrados encuentran métodos nuevos y, en ocasiones, más efectivos a los ya conocidos porque su mente abierta les da el valor suficiente para encontrarse con el éxito. Esta disposición para correr riesgos es lo que muchos llaman suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *