Ahorrar en mascarillas para pieles secas

Para las pieles secas se necesita hacer una mascarilla de tipo grasosa, pues tiene que ser lo contrario a la piel para que surja efecto. Necesitas la yema de un huevo, arcilla y aceite de almendra o también podría ser aceite de oliva. Cualquiera de los dos.

Bate la yema del huevo en una taza, a continuación extiende la yema en tu rostro y que repose entre 15 y 25 minutos. Inmediatamente después, te lavarás la cara con agua tibia. Para que aproveches al máximo las propiedades depurativas de la arcilla sin sufrir efectos secundarios como el de resequedad en la piel, debes de hacer una mezcla de arcilla con aceite de almendras dulces, tienes que batir la mezcla hasta obtener una pasta cremosa algo espesa. Para untarla en la piel, debes de hacerlo en un promedio de entre 15 y 20 minutos.

Hay otra receta natural que dejará tu piel como tú siempre has querido lucirla; mezcla los siguientes ingredientes: 5 gramos de manteca de cacao, 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de agua de rosas. Se ponen el cacao y el aceite al baño maría, dejas enfriar unos minutos e inmediatamente echas el agua de rosas y mezclas todo, te lo aplicas en el rostro por 20 minutos; luego te enjuagas con agua tibia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *