Analizar no es perjudicial, sobreanalizar sí

Cuando se tienen problemas, más si son serios, pareciera que todo gira en torno a ellos. En las noticias te hablan directamente y en el diario te dedican los clasificados, pero lo que ocurre en realidad es que gastas tanto de ti analizando lo que harás, que no haces nada. Muchas personas creen que si analizan hasta el más mínimo detalle de una situación, en el momento de actuar lograrán la solución perfecta, el resultado ideal, pero la verdad es que por pensar tanto todo, por calcular cada uno de los elementos que intervienen, terminan aplazando la acción. Si sospechas que esto te ocurre, detente, no hagas nada, observa y si no lo logras llama a alguien en quien confíes, alguien que pueda ver el paisaje con nuevos ojos.

Muy seguramente te dirá lo que ya sabes, lo que no te gusta, te hará ver que ya conoces la respuesta, te recordará que tus miedos y demás emociones conflictivas no te permiten pasar de lo inmaterial a lo físico, así que ve a los hechos y deja de analizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *