Capacidad de respuesta de empresarial frente a entornos hostiles

Muchos gerentes y empresarios están acostumbrados a justificar cualquier crisis empresarial, culpando a la economía mundial, a la caída de la demanda debido a una disminución de ingreso familiar, al crecimiento en la oferta debido a un mayor número de competidores, a las políticas neoliberales de ciertos estados, a la competencia desleal y al contrabando, a la globalización, a las multinacionales o a cualquier otra institución o factor del entorno. Sin embargo, es necesario que tanto empresarios como directores y gerentes, comiencen a cuestionarse si muchas de las crisis empresariales se deben exclusivamente a variables incontrolables por las empresas o su propia incapacidad para establecer estrategias innovadoras y gerenciar organizaciones de manera eficiente en entornos cada vez más dinámicos y complejos. Es cierto que las organizaciones en un determinado entorno económico, social, político, legal y cultural, pero también es cierto que muchas empresas logran ser exitosas, a pesar de encontrase en situaciones hostiles. Lo que sucede en todas partes del mundo, es que muchas estas crisis empresariales no son únicamente el resultado de factores externos a la empresa, sino también productos internos de la organización, que dificultan la capacidad de las empresas para predecir posibles cambios y de esta manera adecuar sus procesos de los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *