Consejos para no dejarnos la salud en la oficina

Hay muchas personas que trabajan diariamente durante ocho horas en una oficina, al estar tanto tiempo sentados es muy común que aparezcan contracturas, dolores de cabeza, cansancio, ojos irritados por estar tantas horas frente al ordenador; también puede ser que por una mala ventilación el ambiente se llene de hongos, virus y mucho humo de cigarrillos, todo esto conforme lo que se conoce como Síndrome del Edificio Enfermo: el lugar donde desarrollamos nuestro trabajo es en sí mismo un factor de perturbación que nos puede hacer enfermar.

Las fotocopiadoras emiten gases que provocan dolores de cabeza, problemas respiratorios y fatiga, por lo cual, es muy importante mantenerlas lejos de los lugares de trabajo, alejarlas lo más posible.

Las tuberías de aire acondicionado dan lugar a microorganismos, por lo que muchas personas ven como sufren resfriados o congestiones constantemente o empeoran de sus alergias. El humo del cigarrillo también viaja por estas tuberías. Algo muy importante para evitar esto es una limpieza periódica de los filtros.

Además de tener descansos periódicamente, una buena postura cuando se escribe reduce muchos problemas. Esto incluye sentarse sobre los isquiones (que son los huesos de la pelvis), la columna derecha sostenida por el respaldo, los hombros relajados, el cuello estirado, las manos paralelas al teclado, sin quebrar las muñecas, los pies apoyados en el suelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *