El supermercado: Un placer o un temor (II)

Sabemos que el tiempo es algo que escasea en estas épocas, pero debemos disponer de él para ir al supermercado y así no ser engañados con falsas ofertas o realizar mal tus compras. Con frecuencia solemos tratar de estar el menor tiempo posible en esos lugares, pero te recomiendo que le dediques algo de tiempo.

Presta atención a los carteles, léelos detenidamente y compáralos con los que tienen los demás productos similares, no compres porque solo dice «oferta»; mira hasta los productos que están abajo de todo.

Muchas veces se ha dicho que estar en un supermercado durante mucho tiempo hace que compres cosas de más, y puede ser verdad, solo que tenemos que organizarnos bien y mirar los productos que llevamos en nuestra lista y no todos aquellos que no necesitamos.

Utiliza tu tiempo allí para comprar bien y no para gastar dinero innecesario. Si crees que no vas a poder pasar la prueba de comprar cosas que no pensabas, es preferible realizarlas en mercados más pequeños, en donde la oferta de productos también es menor.

Piensa en tu sueldo y en lo que podrías hacer con el dinero que ahorras, así podrás pasar la prueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *