El supermercado: Un placer o un temor (III)

Otros factores que debemos tener en cuenta a la hora de realizar las compras es no ir con hambre, eso genera la tentación de comprar productos casi de forma indiscriminada, y planear la vuelta a casa comiendo snacks, dulces, etc.

También si es posible, que los niños se queden a jugar en casa de un amigo o visitando a su abuela, ya que nos pedirán que compremos un montón de cosas, principalmente dulces; y al recibir un no como respuesta, hace que se encaprichen y generan una desconcentración de nuestro objetivo: gastar lo justo y necesario.

Trata de tomar esta tarea lo más relajado posible, y siempre estate atento a las ofertas temporarias de tarjetas de crédito o promociones especiales con las formas de pago. No compres cuando observes que el precio no es bueno y compáralo con otros establecimientos.

 

Todos deseamos comprar todo en un mismo lugar y con buenos precios, pero eso es muy difícil poder lograrlo en la práctica. Discrimina tus necesidades en rubros, y compra en aquellos lugares que más te convengan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *