Empresas de trabajo temporal

Una de las formas más habituales de buscar empleo es hacerlo a través de las empresas de trabajo temporal o ETT, que muchas veces actúan en el papel de intermediario que, en teoría, deberían jugar los servicios públicos de empleo. Las ETT no son más que agencias de empleo, a las que las empresas envían sus ofertas para que las publiquen y seleccionen a los trabajadores que mejor se ajusten al puesto o realicen una primera criba de candidatos para que la empresa seleccione a los que considere oportunos.

Cómo funcionan las empresas de trabajo temporal

La empresa de trabajo temporal ofrece sus servicios de intermediación a otra empresa, a la que está unida mediante un contrato mercantil. Las empresas buscan perfiles de candidatos concretos, y la ETT es la encargada de proporcionárselos. Los trabajadores que consigan un empleo a través de una ETT firman su contrato de trabajo con esta, pero son cedidos a la empresa donde está la vacante para desempeñar la labor que requerían. Las empresas de trabajo temporal son las únicas que pueden ceder trabajadores a otras empresas.

Lógicamente, la relación entre las ETT y las empresas que emplearán a sus trabajadores está regulada por ley, en la que destacan dos aspectos. El primero, los trabajadores contratados vía ETT cobran igual que el resto de trabajadores de la empresa. Es más, en ocasiones puede que el sueldo sea incluso superior, porque el salario mensual incluye las pagas extra y las vacaciones prorrateadas aunque también es verdad que solo tienen 12 mensualidades, no las 14 de los trabajadores regulares de la empresa. La ETT no puede quedarse con parte del salario.

trabajo temporal

El segundo aspecto importante es los contratos. Como su propio nombre indica, las ETT ofrecen trabajar temporalmente así que las ETT están obligadas a hacer contratos temporales, nunca nos harán un contrato indefinido. El contrato puede ser de interinidad, para hacer sustituciones o cubrir bajas; de obra y servicio determinado, con fecha de inicio y final establecidas o para hacer frente a picos de trabajo cuando se acercan fechas señaladas, lo que se conoce como circunstancias de la producción.

Qué empleos ofrecen las ETT

Las empresas de trabajo temporal ofrecen empleo para prácticamente todos los sectores. Cierto que hasta hace poco destacaban perfiles como mozo de almacén o peones, aunque cada vez es más habitual que busquen trabajadores con formación profesional o universitaria. De cara a campañas como la de verano o Navidad suelen repuntar sus ofertas, aunque en general ofrecen empleo los 12 meses del año. Eso sí, si buscas un trabajo freelance hacerlo a través de una empresa de trabajo temporal no parece la mejor idea.

Pros y contras de las ETT

Aunque para las empresas sea algo más caro contratar a través de una ETT que hacerlo ellas mismas recurren a ello porque se ahorran parte de los gastos de reclutamiento y muchas veces también de los gastos de formación, ya que las empresas de trabajo temporal también se ocupan de ella. También se ahorran los gastos de contratación, Seguridad Social, etc., y se aseguran disponer de un perfil determinado de forma casi inmediata, lo que rentabiliza el pago a la empresa de trabajo temporal.

Los trabajadores disfrutarán del mismo sueldo que el resto de los empleados, recibirán formación antes de incorporarse al puesto de trabajo y, según los datos de la Asociación de ETT Asempleo, más del 30% acaban incorporándose de manera fija a la empresa donde trabajaron. También hay quienes ven una ventaja en la flexibilidad que ofrecen las ETT, por ejemplo quienes buscan trabajo de fines de semana o un trabajo por horas compatible con sus estudios.

Sin embargo esa flexibilidad y el hecho de que siempre hablemos de carácter temporal hace que el empleo ofertado por las ETT sea muy inestable. En los casos más extremos podemos hablar de contratos de días e incluso de horas. De hecho, los sindicatos siempre han criticado el papel de las ETT acusándolas de precarizar el empleo por culpa de la temporalidad. También es posible que los trabajadores contratados a través de las ETT pierdan algunos bonus no salariales o ventajas que tienen los trabajadores de la empresa (seguro médico, beneficios sociales, lote de Navidad…).