Fusiones de las cajas de ahorros

Poco a poco nos vamos dando cuenta del precio que se tiene que pagar por la unificación de las diferentes cajas de ahorros, ya que se puede dividir en dos partes diferentes:

La primera y principal es la laboral. Las fusiones de las cajas de ahorros están trayendo como consecuencia al mercado laboral un aumento de despidos de sus trabajadores, y ésto se debe a que una vez que las cajas se han fusionado deciden eliminar sucursales. Esta medida a ellos les sirve para reducir gastos, lo que genera que al haber menos sucursales abiertas, el número de empleados necesarios sea bastante menor, lo que obliga a despedir a gente o prejubilar a la gente que ya esta en edad de poderse prejubilar.

Por otra parte está la disminución de los intereses de sus clientes, ya que al unificarse disminuyen el número de sucursales a las que acudir a operar, lo que muchas veces obliga a las personas a tener que desplazarse bastante más lejos que lo que lo hacía hasta ahora.

Además, al haber menos competencia, es bastante más difícil poder encontrar una caja de ahorros que preste dinero o de mayores rentabilidades del dinero de sus clientes, lo que hace que las fusiones entre cajas no beneficie demasiado a los ciudadanos, no así a las cajas que ven reforzadas sus cuentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *