Menos proyectos públicos

Uno de los grandes problemas que se esperan tener el próximo año es el alto recorte de los proyectos públicos por falta de dinero, debido al recorte presupuestario.

Es por ello, que si los proyectos que se realizan son menores que otros años, muchos de los trabajadores que se dedicaban a realizar estos proyectos no podrán encontrar trabajo el año que viene, lo que se traduce directamente a más parados.

Ante esto, la mayor esperanza que los constructores como obreros tienen es que el sector inmobiliario vuelva a tomar algo más de fuerza en el año 2011. Con lo que permita volver a construir y con ello reanimar algo más la economía española, la cual parece ser que le cuesta mucho salir de la crisis si no se da un empujón al sector de la construcción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *