Mirar su puesto de trabajo y no su salario

A día de hoy, los trabajadores ya no miran realmente su salario, sino lo que quieren es poder disfrutar de un puesto de trabajo, por lo que gran parte de los asalariados que están trabajando no miran tanto las cifras económicas de su sueldo, sino que miran más de reojo la posibilidad de poder quedarse sin su puesto de trabajo y, por consiguiente, la imposibilidad de afrontar las deudas cotidinas (hipotecas, impuestos, créditos…) lo que hace que la exigencia de los empleados hacia los directivos de las empresas haya disminuido considerablemente.

Y es que se nota realmente que las exigencias de subidas de sueldos han bajado paulatinamente, ya que la gente no se quiere enfrentar a sus jefes, porque saben que estos en cualquier momento pueden decirles que se quedan sin trabajo.

Por este motivo, las empresas saben que los trabajadores estarán más tranquilos durante la crisis, ya que el miedo a la pérdida de su trabajo, hace que los mismos trabajen más sin pedir tanto a cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *