Necesidades creadas

Cuando se hace la lista de compras se suelen incluir tanto elementos indispensables como accesorios, sin embargo pocas veces se reconoce con facilidad la diferencia. Los productos imprescindibles son aquellos que contribuyen directamente a nuestro bienestar y salud, por ejemplo la comida, los implementos de aseo y los medicamentos, en cambio productos como perfumes y ropa nueva, cuando la que tenemos está en buenas condiciones, entran en la categoría de necesidades secundarias. Hay quienes se apresurarán a negar esta afirmación, diciendo que una buena vestimenta es tan importante como la comida en el plato, ya que de su imagen personal depende que las demás personas le respeten y le crean al momento de hacer negocios, pero la verdad es que a pesar de que el aspecto es muy importante en esta sociedad, también es cierto que la creatividad es una habilidad muy valorada, por lo que en la cabeza de quien se viste está la clave.

Para seguir con vida el alimento es importantísimo, pero si para conseguirlo hay que proyectar un aire de competencia y abundancia, sin por ello caer en la banca rota, lo mejor es combinar de modos novedosos las prendas que ya se tienen. Los profesionales del mercadeo son hábiles a la hora de vender productos innecesarios, así que debemos ser más inteligentes que ellos, decidiendo cuándo vale la pena hacerles caso y cuando no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *