Regalar tiempo

Pareciera que cuando el dinero escasea los gastos se multiplican, las cuentas llegan con mayor velocidad y más costosas que nunca, para completar todos se ponen de acuerdo para cumplir años a la vez, produciendo más gastos a causa de los regalos que se les debe dar, complicando más el panorama financiero.

En el pasado ha sido una costumbre hacer regalos caseros para demostrar el cariño y el aprecio que se le tiene a los seres queridos, sin embargo no siempre parece ser un gesto lo suficientemente significativo, por ello la propuesta de regalar tiempo. En días tan largos que parecen eternos, pero en los que paradójicamente el tiempo hace falta, una buena idea es tomar unas horas, de esas que generalmente se dedican a no hacer nada muy importante, por ejemplo las del fin de semana o las de un día de las vacaciones, para compartir actividades entretenidas con amigos y familiares.

Por falta de organización las promesas de visitas, compromisos sociales y citas para tomar café se dejan pasar hasta que completan meses, cuando ya se ha perdido la calidez de la relación y se ha formado una brecha inmensa entre las personas, por eso la idea de regalar tiempo en lugar de objetos inútiles y feos, es buena para ahorrar dinero al tiempo que se fortalecen los contactos con aquellos que nos importan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *