Víctimas del statu quo Europa Alemania

Alemania

Si se tiene que hablar de la economía europea, es indispensable hablar de la economía alemana como economía referida, y no solamente por el peso relativo que mantiene dentro del círculo europeo, sino porque muchos de sus problemas de carácter estructural.

Un mercado laboral inflexible, una sociedad de bienestar que no se condice con la relación trabajadores – pensionistas que la caracteriza hoy y una reemergente insatisfacción social; puesta de manifiesto en un nivel de actividad sindical que recuerda a la Europa de los años 1980 son compartidos, aunque con algunas  sutiles diferencias por el resto de economías que conforman la Europa del nuevo siglo.

A estos aspectos estructurales es necesario ahora añadirle los efectos de una política monetaria y fiscal homogeneizada; a través del banco central europeo  (BCE) y de los límites que impone el pacto de estabilidad al déficit fiscal de los países miembros (no más del 3% del PBI) sin que importe en qué punto del business cycle económico se encuentra la economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *